Evaluación de alternativas de inversión.

Dirigido a todo tipo de empresas.

Consiste en analizar desde las perspectivas más relevantes (económico-financiera, ingenieril, incidencia social) las actuaciones a emprender, determinandose la viabilidad de las mismas, su posible impacto, aquellas modificaciones al planteamiento inicial necesarias para mejorar el proyecto y, en su caso, las más relevantes entre varias para alcanzar las metas fijadas.